viernes, 18 de mayo de 2018

Club de los retos de Dácil




Un reto con la frase... Allí,  donde el sauce llora sobre el río...

Allí la encontramos, como un gato en su sueño; compartiendo vivencias donde el sauce llora sobre el río.

Olivia Falcón
Derechos Reservados ®

martes, 15 de mayo de 2018

Enigma



 Para el grupo Penetraciones conmovedoras de Marcos Rivero Mentado.



En la superficie quedaron solo los zapatos con lazos y el larguísimo cordón que, supuestamente, la sujetaba mientras desaparecía para siempre.

Olivia Falcón
Derechos Reservados®

jueves, 10 de mayo de 2018

¡¡¡NUEVO RETO!!! El relato debe contener estas palabras: Cromos, Tetrabrick, Recesión y Candidez...





¡ Para El Club de los retos de Dacil. 

¡Qué bonita y envidiable es la niñez!. No entiende lo que implica la palabra recesión, tan nombrada en la calle. Se entretiene, con absoluta candidez, mirando como cambian, los demás, los cromos del último album. 
Su madre se le acerca, tetrabrick, de vino, en mano; batida en realidad.
 Tiene que ponerse sus gastados zapatos, e ir a buscar agua a la acequia, pues han soltado el agua, de los estanques, para regar las papas.

Olivia Falcón
Derechos Reservados®

viernes, 4 de mayo de 2018

Reto: Foto cortesía del pintor muralista mejicano Art Rover



Para El Club de los retos de Dácil. 


Así somos, duales, multitudinarias, cósmicas, etéreas; aún así, reales.
¡Que bien nos retratan aquellos que saben mirar más allá del envoltorio!.

Olivia Falcón
Derechos Reservados®

martes, 1 de mayo de 2018

Fotografia de Marcos Rivero Mentado



Solo necesitó un bouquet de rosas blancas, algunas de ellas ya marchitas, para evidenciar que, entre ellos, un ramillete de palabras nunca fue su mejor carta de presentación.

Olivia Falcón
Derechos Reservados®

jueves, 26 de abril de 2018

Fotografía: espigas, espejo, una piedra verde y una cajita de clips





CLUB DE LOS RETOS DE DÁCIL.

Denuncia.

Eras tú, eras yo, la que salió de su casa, del trabajo, de la peluquería, del super, del médico, de una discoteca, a lo que le diera la  gana u obligación. Cualquier día por la mañana, por la tarde o por la noche. Colgado del hombro su bolso en el que lleva, además de otros artículos, un espejo, una caja de clips y una piedra verde.
Ese día fue distinto. Llegó a casa con el traje manchado, roto; el maquillaje diluido en lágrimas y el semblante completamente demudado.
No le dio tiempo a utilizar la piedra verde para defenderse de su violador, ni siquiera se acordó que la tenía. Además se quedó paralizada por el miedo que la recorrió sin pudor y la hizo suya, incluso antes que el agresor, cuando la arrastró al campo de espigas. Le habían dicho, en sus clases de autoestima, que era mejor no resistirse porque así podía, tal vez, salvar la vida.
Para qué denunciar si eres tú, soy yo, en definitiva, tan solo una mujer.

Olivia Falcón
Derechos Reservados®